skip to Main Content

La protección de las artes aplicadas (figuras, pinturas, fotografías, planos, esculturas, dibujos, juegos, artesanías, etc.), softwares, obras musicales y literarias son esenciales no sólo para empresas líderes como Marvel, Adidas, gremios como BSA, entre otros, si no para cualquier empresa que desee asegurar un crecimiento sostenible y evitar litigios en el futuro.

Nuestro equipo profesional tiene no solo el conocimiento, sino principalmente la experiencia de muchos años para poder asistir profesionalmente a sus clientes tanto en la denuncias como en la defensa por violación de derechos de autor de todo tipo.

Nociones Generales

El derecho de autor constituye una rama especializada del Derecho que regula uno de los aspectos de la propiedad intelectual, aquella que se ocupa de las distintas relaciones jurídicas y los atributos de los autores en relación a las obras literarias y artísticas fruto de su creación. En este sentido, el derecho de autor es el que tiene que ver con la propiedad del escultor sobre sus esculturas, del pintor sobre sus cuadros, del escritor sobre sus libros, del creador de un programa de computación sobre su software, de los artistas intérpretes sobre sus interpretaciones, entre otros. El derecho de autor protege todas las obras del ingenio humano.

En el caso particular del derecho de autor, la protección se obtiene de manera automática con la creación y no se encuentra sujeta a formalidad alguna. La propiedad industrial, en cambio, sí requiere el registro ante la autoridad competente para garantizar la protección.

El derecho de autor protege todas las creaciones intelectuales, sean éstas obras originarias o primigenias en su composición y forma, o derivadas, porque se basan en una obra preexistente. Obras originarias son las obras literarias, musicales, teatrales, artísticas o audiovisuales y las obras derivadas son las adaptaciones, traducciones, compilaciones, anotaciones y comentarios, extractos, arreglos musicales y otras transformaciones.

Existen dos tipos de derechos que se le reconocen al autor: los derechos morales o personales y los derechos patrimoniales o económicos. Los derechos morales son los derechos del autor que tienen que ver con su personalidad, es decir, con el hecho de que la obra es una prolongación de la personalidad del autor y por eso, son inalienables, inembargables, irrenunciables e imprescriptibles. Los derechos patrimoniales son aquellos derechos exclusivos del autor de explotar la obra y de obtener un beneficio económico por ello, pudiendo citar como ejemplo los siguientes: la reproducción, comunicación, distribución, traducción, autorización de la obra, entre otros derechos patrimoniales del autor.

Programa de Ordenador o Software

El software es toda secuencia de instrucciones o indicaciones destinadas a ser utilizadas, directa o indirectamente, en un sistema informático, para realizar una función o una tarea y obtener un resultado determinado, cualquiera sea su forma de expresión y fijación. El software se protege como una obra literaria, fruto del ingenio humano. La tutela comprende al código fuente, código objeto, la documentación técnica y los manuales de uso, así como a las versiones sucesivas y programas derivados. En el software no se permite la copia personal, tan sólo la reproducción del programa legítimamente adquirido al introducirlo en la memoria interna del disco duro para el uso exclusivamente autorizado y como copia de resguardo para substituir la copia legítimamente adquirida, cuando esta no pueda utilizarse por daño o pérdida.

En el Perú se encuentran regulado los derechos de autor por la Decisión Andina 351, así como el Decreto Legislativo 822, además de los tratados y convenios internacionales vigentes.

Si bien es cierto que de los derechos de autor están protegidos automáticamente, sin embargo, su inscripción en el registro respectivo les otorga publicidad jurídica y es la mejor manera de probar su existencia en el tiempo en caso se tenga que denunciar a un tercero que este usándolo sin autorización.

La duración del trámite de registro, que abarca desde el inicio (presentación de la solicitud en INDECOPI) hasta la conclusión de este (expedición del Certificado o Título de Propiedad), es de 20 días aproximadamente, siempre que se adjunta toda la documentación requerida.

En el Perú la piratería o reproducción no autorizada de obras constituye un delito grave perseguible de oficio, tipificado en nuestro Código Penal, castigado con pena de cárcel de hasta ocho años.

Nuestra firma brinda los servicios de denuncias y defensa de denuncias por violación a los derechos de autor.